El alcalde acompaña a la Hermandad de la Pasión en la bendición de su nueva casa en el número 12 de la calle Sagunto, en el barrio de Oliveros

0

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha acompañado a la Hermandad de La Pasión en la inauguración y bendición de su nueva casa de Hermandad que, ubicada en el número 12 de la calle Sagunto, en el barrio de Oliveros, les va a permitir seguir trabajando por la Semana Santa almeriense y hacerlo desde un espacio más amplio y cómodo.

 

La  nueva sede, que viene a sustituir a la que hasta ahora tenían en la calle Soldado Español, está dividida en planta baja y semisótano y cuenta con espacio suficiente para  desarrollar las diferentes actividades que la agrupación organiza a lo largo de todo el año.

 

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús de Salud y Pasión en su Tercera Caída y María Santísima de los Desamparados sale todos los lunes santos de la parroquia de Santa Teresa y “lo hace siempre entre aplausos y bajo la atenta mirada de cientos de almerienses que sienten esta hermandad como suya”, ha señalado el alcalde que ha recordado la fuerte vinculación entre la hermandad y el barrio de Oliveros, donde está ubicada desde su fundación.

 

Un barrio que ha acompañado a esta Hermandad desde los primeros años cuando salía del patio de las Jesuitinas y lo sigue haciendo ahora cuando sale de la parroquia de Santa Teresa.

 

Bendición doble

 

Acompañado por el párroco de Santa Teresa, su diácono, el consiliario de la Hermandad, el hermano mayor, Andrés Alonso, el concejal de Cultura, Carlos Sánchez, y decenas de hermanos, vecinos y amigos, Fernández-Pacheco participó del acto de bendición de la nueva casa y del encuentro que tuvo lugar después. Tuvo la oportunidad de firmar en el Libro de Honor y de asistir, como testigo, a la bendición de un azulejo conmemorativo del hermanamiento entre la casa sacerdotal San Juan de Ávila y la propia Hermandad. Un azulejo descubierto este sábado y que fue bendecido por don Ramón Garrido.

 

“Es la Hermandad de la Pasión, una Hermandad que ha ido creciendo poco a poco, de forma constante y, sobre todo, desde una base firme, que tiene en la fe su pilar fundamental”, ha dicho el alcalde, que ha confesado la emoción que cada lunes santo siente cuando acompaña a la hermandad en su salida.

 

Una Hermandad que cuenta como hermanos honorarios a la Guardia Civil, el Colegio de Médicos de Almería y la propia casa sacerdotal San Juan de Ávila.

 

Fundada en 1995 por los integrantes de la Asociación de Amigos de la Semana Santa, “con grandes inquietudes cristianas y bajo la tutela del difunto sacerdote don Fernando Berruezo Sánchez”, la Hermandad de la Pasión ha ido creciendo con un gran impacto en el barrio de Oliveros, han recordado sus hermanos mayores, que han aprovechado para agradece el trabajo realizado estos meses por un buen número de voluntarios que son los que han hecho posible que la nueva casa de hermandad “luzca hoy como lo hace”.

Dejar respuesta