‘Desnudo’, de Manuel Moreno Gimeno, protagoniza la nueva obra invitada del Museo de Arte ‘Doña Pakyta’

0
0
Perteneciente a la época de juventud del pintor valenciano, se podrá visitar en la pinacoteca almeriense hasta el próximo 31 de marzo.

El Museo de Arte renueva una vez más una de sus secciones temporales, con el objetivo de reforzar el interés de almerienses y turistas a visitarlo en este ‘Invierno Cultural’ del Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería. En esta ocasión, se trata de ‘la obra invitada’ de ‘Doña Pakyta’, que hasta el próximo 31 de marzo será ‘Desnudo’, de Manuel Moreno Gimeno. Un óleo sobre lienzo, fechado en 1928, perteneciente a la Colección Pérez Rojas.

Perteneciente a la época de juventud del pintor valenciano, se podrá visitar en la pinacoteca almeriense hasta el próximo 31 de marzo.

Destacado paisajista, estrechamente vinculado a la plástica luminista alumbrada por Sorolla, y retratista de corte académico, “lo que no le impidió experimentar con otras propuestas estéticas vinculadas a su contemporaneidad, como podemos observar en el ‘Desnudo’ cercano a planteamientos Decó que tiene la obra invitada”, detalla el director del Museo de Arte y de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, Juan Manuel Martín Robles, inició su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios de Valencia. Unas aulas que en 1914 cambió por las de la valenciana Escuela de Bellas Artes de San Carlos, donde completó con éxito sus estudios superiores.

 

Alternando con sus primeros trabajos como pintor decorativo, a partir de 1920 Moreno Gimeno inicia una intensa actividad expositiva, especialmente prolífica durante el periodo 1920-1934. Unos años durante los cuales, al margen de sus exposiciones individuales en el Círculo de Bellas Artes de Valencia (1920, 1923, 1928 y 1932), las Galerías Layetanas de Barcelona (1924) o el Ateneo Mercantil de Valencia (1932), sus obras se expusieron en distintas capitales europeas, como Amberes (1926), Londres (1928) y Zúrich (1930). Numerosas exposiciones en las que consiguió siempre el favor de la crítica y el público, y que favorecieron el que recibiese numerosos encargos.

 

También durante estos años fue habitual la presencia del joven pintor valenciano en exposiciones colectivas y certámenes tanto de ámbito local o regional, como nacional. Entre otras, su participación en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes celebradas en Madrid en 1920, 1922, 1930 y 1932, en los Salones de Otoño organizados por la Asociación de Pintores y Escultores de Madrid en 1920, 1929 y 1932, o algunas de las muestras colectivas puestas en marcha desde el Círculo de Bellas Artes de Valencia en 1928, 1929, 1930 y 1933.

 

Tras la Guerra Civil española comienza a tener especial importancia en la biografía de Moreno Gimeno su actividad como docente. Una labor en la que se inicia en 1941, cuando ingresó como profesor en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia.

 

“A partir de este momento, el pintor alternó su labor en las aulas de la Escuela valenciana con la ejecución de numerosos retratos encargados tanto por instituciones públicas, como por particulares, y la realización de aquellas obras personales que presentase a algunos de los certámenes celebrados por entonces en Madrid, como los Concursos Nacionales de Bellas Artes correspondientes a 1940, donde obtuvo Primer premio en las secciones de Pintura y Arte Decorativo, o la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1945, convocatoria en la que fue galardonado con Medalla de Tercera clase por su cuadro La Marañosa”, explica el director del Museo.

 

En 1970, como reconocimiento a toda una carrera dedicada a la pintura, en todas sus facetas, Manuel Moreno Gimeno fue nombrado Catedrático de número de la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia.

Dejar respuesta