CSIF exige a la Administración, una vez más, que restituya todos los derechos recortados a los empleados públicos

0

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, quiere destacar una vez más el esfuerzo y sacrificio que hacen a diario los trabajadores del sistema sanitario para salvaguardar la gratuidad, la universalidad y la calidad de la sanidad pública. Así, el sindicato considera que la calidad asistencial, en estos momentos, la da el profesional, que a pesar de los recortes, el estrés y la falta de seguridad en su puesto de trabajo, saca lo mejor de sí mismo para ofrecer la atención de calidad de la que presume la Administración.

“Cuando visitamos los centros sanitarios vemos cómo los empleados asumen el trabajo del compañero que está de baja porque la Junta no lo sustituye y lo sacan adelante en beneficio de todos los ciudadanos”, apunta Mari Carmen Cobo, delegada del sector de Sanidad de CSIF Almería, quien destaca la “enorme calidad humana” de los empleados públicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS). “En algún centro incluso hemos visto a un administrativo atendiendo tres teléfonos y a todas las personas que hacían cola en el mostrador”, añade.

Así, CSIF Almería considera que de no ser por estos empleados públicos el sistema sanitario ya se habría colapsado. “Solo el trabajo, tesón y espíritu de sacrificio de los trabajadores ha conseguido que el sistema sanitario almeriense sobreviva en estos tiempos de recortes”, ha apuntado Juan Fernández Cabezas, presidente de la unión provincial. Así mismo, Fernández Cabezas hace un llamamiento a la Administración para que restituya cuanto antes todos los derechos arrebatados a los empleados públicos y que se ponga fin al continuo desmantelamiento y privatización a la que ha sido sometida la Sanidad Pública.

En esta línea, CSIF Almería pide a la Junta medidas efectivas y una mejor planificación para evitar los colapsos en los centros sanitarios y urgencias hospitalarias que se producen cada año por esta época. Así, el sindicato exige a las autoridades sanitarias que se adelanten a este problema que en otras ocasiones ha provocado el desbordamiento del servicio general de Urgencias, así como los de pediatría o ginecología.

 

Dejar respuesta