CSIF desmiente que en 2017 los ayuntamientos de la provincia hayan incorporado 1.336 funcionarios a las plantillas municipales

0

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, desmiente que en el segundo semestre de 2017 los ayuntamientos de la provincia hayan incorporado 1.336 funcionarios a las plantillas municipales, tal y como se ha interpretado en base a los datos de la última publicación del Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas. En esta línea, el sindicato destaca que dicho informe habla de “efectivos” y ningún caso de funcionarios de carrera.

De esta manera, CSIF explica que las más de 1.300 contrataciones que se han producido en la Administración Local dela provincia, como apunta el Boletín, corresponden a todas las nuevas relaciones contractuales que se han puesto en marcha gracias a las iniciativas de cooperación social y comunitaria de los planes de empleo que ha promovido la Junta de Andalucía con la cofinanciación del Fondo Social Europeo.

Así, según los datos que maneja el sindicato, sólo en tres de los ayuntamientos más grandes de la provincia,  copan el 74 por ciento de estas contrataciones en el año 2017. Como ejemplo, CSIF destaca el caso de Consistorio de la capital con 500 contratos, el de Roquetas con 283 o el de El Ejido con 211, llegando entre los tres a sumar cerca de un millar de efectivos contratados gracias a dichos planes de empleo.

De ahí, que el sindicato subraye la importancia de verter luz sobre estas cifras puesto que no es cierto que estos contratos vayan a cargo de los presupuestos municipales y, por tanto, no son indicativos de la mejora económica de los Ayuntamientos. “Hablamos de contratos precarios en cuanto a duración, todos ellos con una duración no superior a seis meses, que sirven de experiencia o formación a los trabajadores parados y que sólo sirven para enmascarar los datos de empleo en el sector”, destaca José Gil, responsable de Administración Local de CSIF Almería.

A este respecto, Gil resalta que estas cifras son contradictorias y recuerda que las plantillas locales llevan una década sin incrementarse como consecuencia de la aplicación de distintas leyes sobre los Presupuestos Generales del Estado que solo permiten la contratación de personal fijo o funcionario sujeto a la tasa de reposición. Esto se traduce, según apunta Gil, a que “solamente se pueden convocar plazas en el caso de que se produzca un baja por jubilación o fallecimiento de otro funcionario en el año anterior y únicamente en sectores esenciales como son policía local, bomberos, servicios sociales o atención al público, mientras que, para el resto de sectores, tendrían que producirse dos bajas de estas características”, puntualiza el responsable provincial de Administración Local.

Por último, CSIF señala que todas las plantillas municipales de la provincia tienen menos personal que hace 10 años e insiste en que la leve recuperación económica de los ayuntamientos se traduce en pequeñas mejoras presupuestarias que, en ningún caso, repercuten en la recuperación de derechos perdidos de los empleados públicos locales, pese a que ellos hayan sido los primeros damnificados al comienzo de la crisis. “Los trabajadores han sido los más sacrificados en esta difícil coyuntura económica y, sin embargo, cuando empiezan a aparecer mejoras no son los primeros en verlo reflejados en sus derechos laborales”, concluye Gil.

Dejar respuesta