El Congreso de Biodiversidad y Conservación de la Naturaleza echa raíces en la UAL

0

Entre los días 27 y 30 la Universidad de Almería será sede de la segunda edición  de ‘Conserbio’, un espacio abierto a la transferencia interdisciplinar de conocimientos para la protección del medio ambiente.

Visto el rotundo éxito que cosechó el año pasado, resultaba obligado que se retomara una puesta en común ante los graves problemas climáticos y medioambientales que debe afrontar la sociedad. Así será entre el miércoles y el sábado de esta semana en la UAL, con la celebración del II Congreso de Biodiversidad y Conservación de la Naturaleza, que llega con un apretado programa desde el cual contribuir al desarrollo de futuros proyectos que colaboren en la conservación de la naturaleza. La inauguración tendrá lugar a las 9.30 horas el día 27 y correrá a cargo del vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Almería, Antonio Miguel Posadas, del delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, y del director del CAESCG, Hermelindo Castro. El cierre será el día 30 con una salida de campo al Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

 

Este II Congreso de Biodiversidad y Conservación de la Naturaleza ha despertado un gran interés nacional e internacional, tal y como han desvelado sus organizadores, Marga L. Rivas y Sergio López-Martínez. Su desarrollo se ha previsto con mucha agilidad para adquirir una visión desde el mayor número de perspectivas posibles. Contará con cuatro temáticas sobre las que giran ponencias y posters: ‘Cambio global: desafíos en un mundo cambiante’, ‘Biodiversidad y conservación marina: la fragilidad del equilibrio ecológico marino’, ‘Biodiversidad y conservación de la flora y la fauna terrestre: la ciencia-gestión como clave para su conservación’, y ‘Divulgación ambiental y gestión: de la teoría a la práctica’. El objetivo de la organización es incentivar la participación de los estudiantes.

 

La Universidad de Almería será el epicentro de un movimiento conservacionista que pretende ser efectivo, para lo que buscará establecer sólidas y fluidas relaciones interdisciplinares. Existe un indudable protagonismo de este tema en la actualidad, motivando una serie de iniciativas desde diversos campos como la investigación, la divulgación científica y la educación ambiental. Si bien el interés común de todas ellas es el de proteger y conservar la biodiversidad, hace falta un cruce de trabajos, la transmisión de conocimientos entre disciplinas. Debido a la gran cantidad de material presentado al congreso se ha limitado el tiempo de exposición para que sea compartido a 9 minutos, sin incluir preguntas.

 

Como actividad paralela no solo está la salida de campo prevista para el sábado y que va a contar con José Manuel López como guía, sino también un concurso fotográfico con el título de ‘Naturaleza amenazada’. El jurado, compuesto por fotógrafos profesionales, elegirá las instantáneas que considere mejores, todas de temática libre acorde con el título del concurso. Además, el congreso premiará la mejor ponencia estudiantil por cada una de las cuatro temáticas y también el mejor póster. A todo ello se suma el sorteo de dos plazas para avistamiento de cetáceos en el Mar de Alborán, con la colaboración de PROMAR, y habrá workshops, cinefórum y otras sorpresas no desveladas aun.

 

En esta edición, ‘Conserbio’ apuesta por cinco talleres muy diferentes entre sí, que aportarán aprendizajes técnicos y críticos como colofón del congreso. Uno de ellos será precisamente el cinefórum, que ofrecerá dos títulos, o una visita tanto al campus de la Universidad de Almería en general, como al CECOUAL (Centro de Colecciones Científicas de la UAL). Se darán cita en cuatro días muy intensos estudiantes, investigadores, gestores, conservacionistas, periodistas medioambientales y público en general, al tener un carácter netamente abierto. La alta capacidad de convocatoria nacional e internacional demostrada enorgullece a los organizadores, que a su vez agradecen la colaboración de la Universidad de Almería, Nature and Oceans of Americas,  el Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global y del Jardín Botánico de la universidad cubana ‘Marta Abreu’.

Dejar respuesta