China, Rusia e Irán compran oro masivamente, porque no confían en el dólar

0
71

Todavía hay personas que creen que el reinicio del sistema monetario internacionales pura fantasía, producto de la imaginación calenturienta de algunos ‘youtubers’, cuando las señales están por todas partes, y abundan las ‘noticias que hablan de la salida europea del sistema ‘SWIFT’ de pagos internacionales en dólares, y de la compra frenética de oro por parte de China, Rusia e Irán para prepararse para el nuevo Sistema Financiero Cuántico QFS.

El domingo salió la noticia de que China, la primera economía más grande del mundo, ha aumentado sus reservas de oro durante cuatro meses consecutivos. Con esta movida, China incrementa el optimismo en que los bancos centrales en todo el mundo continuarán aumentando sus almacenes con este metal precioso.

Hoy en día China es el mayor productor y consumidor de oro en todo el mundo. En el caso de que China continúe acumulando lingotes a este ritmo, podrá convertirse a finales del año en el mayor comprador de oro después de Rusia.

PETRÓLEO

El nuevo paso de China para disputar al dólar su hegemonía ha sido el lanzamiento de sus mercados de futuro de crudo. El mayor importador de petróleo del mundo, por delante de Estados Unidos, quiere que en el mercado exista una nueva referencia a la hora de fijación de precios del oro negro.

China ha puesto en marcha su mercado de futuros sobre el crudo en petroyuanes, en la Bolsa Internacional de la Energía de Shanghái,con una clara vocación de disputar al dólar su hegemonía como moneda de referencia a la hora de fijar los precios sobre materias primas.

Y es que China quiere que en el mercado exista una nueva referencia a la hora de fijar los precios del oro negro, además del ‘Brent’ en Europa y del “West Texas” en EE.UU., como un paso más para lograr reducir la dependencia del billete verde no solo de China, sino de Asia en general.

No en vano, en ausencia de un punto de referencia para el crudo en la región, los países asiáticos pagan más que Europa y América por el petróleo importado. En el caso de China, eso supone dos mil millones de dólares adicionales al año.

Este es un nuevo paso dado por el ejecutivo de Xi Jinping en su camino para emprender una nueva revolución económica y financiera del país, abandonado su modelo productivo basado en ser fábrica del tercer mundo, hacia uno nuevo de economía de valor.

OTROS PAÍSES

Los bancos centrales de China, Rusia e Irán, así como los de varios países europeos, pasaron a comprar oro masivamente, porque no confían en el sistema basado en el dólar de la Reserva Federal. Limitado por la naturaleza, el oro siempre ha sido dinero, siempre seguirá siéndolo en el futuro y también será una garantía para estabilizar el balance.

En el año 2.018 los bancos centrales compraron más oro que en cualquier otro año desde 1.971, cuando EE.UU. abandonó el patrón oro. Rusia fue el principal comprador de este metal precioso al adquirir unas 274 toneladas.

Rusia ha venido aumentado sus reservas de oro durante trece años consecutivos. Su volumen han crecido como resultado de la política dirigida a desdolarizar la economía. Pero en el 2.018 Rusia no fue el único país que apostó fuerte por este metal. India, Polonia, Hungría, Irak y Kazajistán también aumentaron sus reservas, según el Consejo Mundial del Oro.

FRACASO DEL SISTEMA

El actual sistema monetario está a punto de fallar, ya que los sistemas basados en el uso del dinero fiduciario, o dinero que no se basa en el valor de metales preciosos, tienen tendencia a fallar inevitablemente. Desde 1.971 el dólar ha perdido el 80% de su poder adquisitivo. Otras monedas hicieron lo mismo, y el euro ha perdido un tercio de su poder adquisitivo desde su introducción. El próximo sistema monetario ya no se basará en el uso de dinero en efectivo, sino que será completamente digital.

En 1.971, el presidente de EE.UU. Richard Nixon suspendió temporalmente la convertibilidad del dólar en oro, lo que condujo a la libre flotación de las divisas, pero algunos países buscan ahora volver al sistema monetario antiguo, en el que este metal precioso desempeñaba un papel muy importante.

Otro signo del cambio es que el caduco acuerdo del Comité de Supervisión Bancaria Basilea III, que finalizaba el pasado 31 de marzo de 2.019, ha sido prorrogado hasta el 1 de enero de 2.022 con el fin de responder a las deficiencias en la regulación financiera reveladas por la crisis del 2.008, a pesar de que existe ya el Basilea IV, más moderno y actualizado.

SUIZA QUIERE EL QFS

Incluso Suiza está expresando públicamente su voluntad de participar en el Sistema Financiero Cuántico QFS. Suiza se unirá al nuevo sistema de pago interbancario, independiente de los Estados Unidos, como alternativa a la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (SWIFT).

La posición de Suiza sobre el tema de la creación de canales de pago independientes de los Estados Unidos no difiere de la posición de otros países europeos. Por ello Suiza e Irán desarrollan un canal de pago independiente, para facilitar las transacciones financieras entre ambos países, con el fin de esquivar las sanciones de EE.UU.

Actualmente SWIFT es una red financiera que proporciona transferencias transfronterizas de alto valor para miembros en todo el mundo. Tiene su sede en Bélgica, pero su junta directiva incluye ejecutivos de bancos estadounidenses y se rige por leyes federales de EE.UU. que permiten a la administración actuar en contra de los bancos y reguladores de todo el mundo. Es compatible con la mayoría de los mensajes interbancarios, conectando con más de once mil instituciones financieras en más de doscientos países y territorios.

EUROPA SE INDEPENDIZA

La Unión Europea ha comenzado a trabajar para lograr alternativas al SWIFT y al FMI mediante la creación de un nuevo sistema de transferencias financieras interbancarias, independiente del SWIFT, que depende de Estados Unidos y que domina el sector actualmente, así como la creación de un Fondo Monetario Europeo. Incluso la Comisión Europea recomendó a las empresas europeas no utilizar dólares en sus transacciones comerciales por motivos de seguridad. Toda fuga es confesión de un fracaso.

El bloque europeo está trabajando para crear canales de pago especiales para hacer negocios con la República Islámica. Teherán también dijo que ha considerado establecer mecanismos para que el comercio de petróleo evite las sanciones de Estados Unidos.

Hace un año que el Presidente Trump, anunció la retirada de Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). Dijo que cualquier país o compañía que realice transacciones con Irán podría enfrentar sanciones. La UE solicitó a Washington que otorgue exenciones a las empresas europeas, pero Trump rechazó la apelación, y dijo que las exenciones se harían sólo si beneficiaban a la seguridad nacional de Estados Unidos.

NUEVO CANAL DE PAGOS

En efecto, Alemania, Francia y el Reino Unido han lanzado un canal especial de pagos con Irán para evadir sanciones de EE.UU. El lanzamiento de ese mecanismo, denominado ‘INSTEX’ (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales), fue confirmado en una declaración conjunta de los Ministerios de Exteriores de Alemania, Francia y el Reino Unido.

El INSTEX promoverá el comercio legítimo entre Europa e Irán, centrándose inicialmente en los sectores más importantes para el pueblo iraní, como productos farmacéuticos, dispositivos médicos, alimentos y productos agrícolas.

A largo plazo, el INSTEX debería estar abierto a los actores económicos de terceros países que desean comerciar con Teherán, por lo que París, Berlín y Londres continuarán estudiando la manera de lograr este objetivo.

El INSTEX se describe como ‘expandible’, lo que sugiere que en un futuro también podría usarse en el comercio de bienes no humanitarios,lo que chocaría directamente con los intereses de EE.UU.

Dejar respuesta