CCOO denuncia la situación de una trabajadora de Ilunión

El sindicato de Construcción de CCOO de Almería denuncia la situación de una trabajadora de la empresa Ilunion por las nuevas condiciones laborales que se les imponen. Desde el sindicato se señala, que dicha empresa, subcontrata de Carrefour, debido a los recortes que ha establecido en sus horas de trabajo, ya que ha habido un cambio en sus condiciones laborales, pasará a una reducción de la jornada con respecto a la que estaba realizando durante los últimos años. Este cambio supone que dejará de recibir una cantidad de dinero de forma mensual, además de que la empresa según le indica “no podrá abonar el finiquito correspondiente a esas horas que les van a quitar de su jornada alegando que no tienen dinero” Junto a ello, desde la empresa se amenaza con que si no acepta estas condiciones la despediran . Para CCOO es inadmisible las actitudes intimidatorias y de presión que sufre esta trabajadora, lo cual suponen recortes salariales y jornada que ya no volvera a recuperar, que empeoran la situación de un sector, con condiciones que ya son actualmente muy precarias. Por lo que se exige por parte de la fuerza sindical, que la empresa termine con este tipo de “chantajes”, además de que Carrefour España como empresa principal, no permite este tipo de actuaciones.

0

El sindicato de Construcción  de CCOO de Almería  denuncia la situación de una trabajadora de la empresa Ilunion por las nuevas condiciones laborales que se les imponen.

 

Desde el sindicato se señala, que dicha empresa, subcontrata de Carrefour, debido a los recortes que ha establecido en sus horas de trabajo, ya que ha habido un cambio en sus condiciones laborales, pasará a una reducción de la jornada con respecto a la que estaba realizando durante los últimos años. Este cambio supone que dejará de recibir una cantidad de dinero de forma mensual, además de que la empresa según le indica “no podrá abonar el finiquito correspondiente a esas horas que les van a quitar de su jornada alegando que no tienen dinero”

 

Junto a ello, desde la empresa se amenaza con que si no acepta estas condiciones la despediran . Para CCOO es inadmisible las actitudes intimidatorias y de presión que sufre esta trabajadora, lo cual suponen recortes salariales y jornada que ya no volvera a recuperar, que empeoran la situación de un sector, con condiciones que ya son actualmente muy precarias.

 

Por lo que  se exige por parte de la fuerza sindical, que la empresa termine con este tipo de “chantajes”, además de que Carrefour España como empresa principal, no permite este tipo de actuaciones.

Dejar respuesta