CCOO advierte que “no todo vale” para reducir el gasto sanitario

0

El Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Almería advierte que parte de la Administración sanitaria almeriense ofende con su actitud no sólo a sus trabajadores sino a la población almeriense. “Unos y otros son maltratadoS sólo por un erróneo concepto de ahorro sanitario que lleva a nuestras gerentes de Atención Primaria a ahorrar escatimando derechos y calidad asistencial”, mantiene el sindicato.

CCOO considera llamativamente expresivo que en la sanidad almeriense, ante la falta de personal de limpieza en sus centros de salud, sean los propios pacientes, sus progenitores o sus acompañantes los encargados de recoger las deyecciones de los mismos, para lo cual se les suministra el correspondiente cubo y mocho de fregona por parte del personal del centro. Pero eso no parece importar a la Adminsitración sanitaria Almeriense que “imbuida en su afán ahorrativo, en la praxis se opone a los principios fundamentales que en teoría dicen defender, poniendo en riesgo tanto la salud como el bienestar de pacientes y trabajadores”, sostiene CCOO.

“También cuando nuestras gerentes de Atención Primaria no sustituyen las ausencias y se sobrecargan a los trabajadores ponen en riesgo la salud y el bienestar de unos y otros. Pues no siempre el trabajador -sanitario o no- se encuentra en las mejores condiciones de atender a la ciudadanía y a los pacientes como verdaderamente se merecen por estar sobrecargados, estresados y desmotivados; pues ni siquiera se les abona nada por asumir el trabajo de los compañeros ausentes no sustituidos”, asegura el sindicato, a pesar de que en la normativa vigente, -en el caso del personal médico y de enfermería- está reconocida la obligatoriedad de esos pagos.

“Un incumplimiento normativo grave por repercutir negativamente sobre trabajadores y pacientes y por provenir de altos cargos directivos del SAS, que se suponen más obligados que nadie a cumplir la Ley. Y todo por ahorrar”, aunquesea a costa de sustraerle a sus empleados parte de su legítimo salario. Cometiendo una inmoralidad manifiesta, por el daño psicosocial y económico que ocasionan a sus trabajadores -también a los desempleados no contratados- y por empobrecer la calidad asistencial perjudicando a los pacientes, los cuales no son atendidos en condiciones adecuadas ni en tiempo ni en forma, pues se incrementan las esperas, al tiempo que se disminuye los tiempos de consulta. Todo un maltrato a trabajadores y pacientes”, mantiene CCOO.

CCOO apuesta por un sistema sanitario público de calidad y por tanto sólo “podemos defender el aumento de plantilla, tan deficitaria en Almería y la cobertura total de todas las ausencias”.

Dejar respuesta