Cadena humana para protestar por la urbanización de Las Salinas

Cientos de personas formaron en la mañana del domingo 25 de febrero una cadena humana abrazando el perímetro de una de las charcas que aún existen en Las Salinas de San Rafael de Roquetas de Mar, como forma de mostrar su oposición a los planes urbanísticos del ayuntamiento que preside el alcalde Gabriel Amat para construir en la zona miles de viviendas, hoteles e incluso dos torres de una treintena de pisos.

Casi una veintena de organizaciones, ecologistas, vecinales, sociales, etc., se han unido en una plataforma llamada Salvemos Las Salinas que ha iniciado una serie de movilizaciones contra los proyectos del equipo de gobierno municipal. Defienden que el paraje debe preservarse medioambientalmente por la existencia de flora y fauna peculiar, potenciar su historia reciente, al haber albergado salineras que supusieron en el siglo XX gran cantidad de empleos y salvaguardar los yacimientos arqueológicos del subsuelo, que descansan en la zona de Turaniana, con vestigios de culturas fenicias, árabes, romanas y griegas desde hace unos 3.000 años de antigüedad, que de ponerse en valor supondrían un gran valor añadido al turismo en la ciudad.

Sin embargo Salvemos Las Salinas acaba de recibir un jarro de agua fría en sus aspiraciones de paralizar la urbanización, al rechazarse la Proposición No de Ley defendida por Podemos en la comisión de Cultura del Parlamento Andaluz que propugnaba que la cámara sevillana instara a la Junta de Andalucía a declarar Bien de Interés Cultural BIC Las Salinas, medida que evitaría la construcción en la zona. La decisión de la cámara no es vinculante por lo que la Junta tiene la última palabra en el asunto.

Los votos en contra del Partido Popular y el PSOE han frenado sus deseos, blindando en la práctica los planes de Gabriel Amat, si la Junta de Andalucía no lo evita. Votaron a favor de la propuesta, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida. La parlamentaria almeriense de Podemos, Lucía Ayala, presente en la cadena humana, mostraba su malestar por el voto negativo del PSOE, partido que sin embargo siempre se ha mostrado contrario a los planes del Partido Popular. “El PSOE de Andalucía ha optado, no por proteger Las Salinas, sino por proteger al Sr. Amat y preservar su proyecto urbanístico para que pueda seguir adelante. Es por eso que pedimos al PSOE andaluz que reflexione y recapacite en el sentido del voto que ha tenido esta semana. Y a la Junta de Andalucía que actúe porque puede iniciar los trámites para proteger este espacio,” afirmaba la parlamentaria almeriense.

Según ha explicado Ayala, la protección de Las Salinas de San Rafael podría haber sido un avance significativo hacia “un modelo de turismo cultural y sostenible, acorde con el nuevo tipo de turistas que vienen a Almería, no obstante, el voto contrario en bloque de PP y PSOE vuelve a condenarnos al modelo del ladrillo, sol y playa que sólo deja temporalidad e inestabilidad laboral además de la destrucción del patrimonio natural de Almería”.

En la proposición se aludía al valor etnológico, histórico y de identidad de Las Salinas, pidiendo al gobierno andaluz que estudiara la adquisición de los terrenos para garantizar su conservación y se diera la restauración de los elementos que componen el patrimonio salinero, como los almacenes de la sal o los tramos del canal que unía las de San Rafael con las Salinas Viejas y de Cerrillos, en el paraje natural de Punta Entinas-Sabinar, ubicadas en el otro extremo del municipio lindando con El Ejido.

Por otra parte, el comité de Humedales de la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía decidía el pasado 2 de febrero que el paraje conocido como La Ribera de la Algaida, anexo a Las Salinas, entrara a formar parte del Inventario Andaluz de Humedales, una pequeña victoria para los grupos ecologistas, que si bien no impide la construcción en esta zona sí reconoce que debe ser protegida al tratarse de un humedal de la comunidad autónoma.

Según Ecologistas en Acción de Roquetas, “es una alegría con nubes negras que la atormentan. El motivo es la insistente decisión del alcalde y su equipo de gobierno, pese a tener a todas las formaciones políticas en contra y las asociaciones de la zona movilizando a la sociedad, de ahogar el humedal construyendo en sus límites edificios de gran porte, tapando las vistas y limitando los movimientos de las especies que lo visitan. Además es más que previsible el perjuicio que le haría por el virtual incremento de la presión humana, el movimiento de tierras, el mayor consumo de un agua ya precaria en la zona y el aumento de unas aguas residuales que serían una carga imposible”.

Juan Miguel Galdeano, miembro de Salvemos las Salinas, afirma que “ es un pequeño reconocimiento de que allí hay valores naturales, porque hay quien afirma despectivamente que aquello es solo una charca. Pero los planes de construcción no son en la Ribera de la Algaida, sino alrededor, lo que significa que pueden construir alrededor de un espacio natural, lo que es una barbaridad porque la construcción se va a hacer cercando un humedal y va a ahogar a un humedal, por lo que nuestros argumentos tienen muchísima más fuerza ahora. Es una gran noticia porque hemos luchado muchas asociaciones durante muchos años para conseguirlo”.

Por su parte el ayuntamiento califica de manipulaciones a los ciudadanos los datos que la oposición al proyecto de urbanización se están ofreciendo, argumentando el equipo de gobierno que “el planteamiento del PGOU es un parque comarcal de acceso libre, una zona verde como la existente actualmente. El Ayuntamiento aclara también otra de las manipulaciones vertidas sobre la zona. El sector ZSAL01 es un sector de grandes dimensiones, más de dos millones de metros cuadrados, que va desde la Rambla de las Hortichuelas (norte de Torrequebrada) hasta el inicio de la Avenida Reino de España, y desde la Carretera de Alicún hasta la playa. El único trámite que se ha llevado a cabo en los últimos meses es una innovación al PGOU para dividir este inmenso sector en cuatro unidades diferentes para que la urbanización de cada uno pueda realizarse de forma sostenible. Actualmente no existe ningún proyecto de urbanización del Z-SAL-01. Por todo ello, el Ayuntamiento lamenta la manipulación sobre este tema que ha llevado a la confusión de los ciudadanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.