El Ayuntamiento invierte 26.136 euros en el arreglo de la cubierta del Pabellón de La Cañada

0

Si por algo se caracteriza Almería es por sus excelentes instalaciones deportivas. La ciudad ha destacado en los últimos años como un lugar idóneo para practicar el ejercicio físico, y eso es gracias a ejemplos como el que ha protagonizado el Pabellón de La Cañada. Este recinto del CEIP San Indalecio acaba de culminar unas reformas promovidas por el Patronato Municipal de Deportes (PMD) que lo han dejado totalmente apto para que se sigan desarrollando las clases de educación física, entrenamientos y partidos que en él tienen lugar, y demás actividades deportivas. El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha visitado esta mañana la instalación para contemplar los resultados.

El alcalde ha destacado que “el problema de las goteras que se generaban cada vez que llovía en la ciudad y que provocaban la suspensión de las actividades ha quedado resuelto de una forma brillante, con paneles que, incluso, dejan pasar la luz, con el ahorro energético que ello supone”. Además, añade Fernández-Pacheco, “esta intervención va a traer muchos beneficios a los ciudadanos de la zona, y es que a partir de la primavera vamos a desarrollar aquí actividades para distintos usuarios que ya no tendrán que desplazarse a otras zonas de la capital para poder hacer deporte”.

 

La inversión, de 26.136 euros, ha sido acometida únicamente por el Ayuntamiento de Almería. En su día, el Consistorio hizo un ofrecimiento a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía para que el Pabellón pasara a formar parte de las instalaciones educativas, una posibilidad que desde esta administración se rechazó. Ramón Fernández-Pacheco ha subrayado que “ante la negativa de la Junta de Andalucía para hacerse responsable de estas instalaciones hemos decidido actuar y llevar a cabo esta inversión”.

 

Reparada toda la cubierta

 

Las obras se han centrado, sobre todo, en la reparación de las cubiertas plana e inclinada del pabellón. En la plana se ha soldado la tela asfáltica en toda su superficie y se ha reforzado con paramentos y desagües. En la inclinada se sustituyeron los lucernarios existentes por otros nuevos y se ha soldado la tela asfáltica de los canalones de evacuación. Además, se ha instalado una línea de vida permanente para la seguridad de los trabajadores.

El pabellón del CEIP San Indalecio es uno de los lugares que más deporte respira de la capital gracias al CD Urci, gestor de una de las Escuelas Deportivas Municipales de balonmano, que entrena y juega en él desde hace algunas temporadas, pero también gracias a los escolares de este centro de La Cañada. Estos niños podrán disfrutar de la instalación durante todas las mañanas lectivas, mientras que los 365 días del año el pabellón se abrirá a los distintos usuarios del PMD, que ya tienen totalmente habilitado este centro para desarrollar sus actividades.

Dejar respuesta