El Ayuntamiento de El Ejido respalda iniciativas de concienciación ambiental entre los jóvenes para que conozcan el uso de sustratos como el compost

0

Servicios Ambientales ‘Las Chozas’ ha cedido hoy unos 40 metros cúbicos de compost, procedente del tratamiento de restos vegetales que se lleva a cabo en la propia planta, al IES Luz de Mar para colaborar en el programa de ajardinamiento que prevé desarrollar el centro educativo a lo largo de este curso. A través de esta iniciativa de sensibilización ambiental, los alumnos serán los encargados de desarrollar las tareas propias y necesarias de sembrado y cuidado de las plantas que proporcionarán las zonas verdes de las que estas instalaciones carece en la actualidad. Para ello, se acondicionará el suelo del centro destinado a vivero forestal y a partir de ahí, se creará un jardín con flora y vegetación representativa de la localidad.

El concejal de Agricultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento, Manuel Gómez Galera, ha acudido hoy al acto de donación del material junto al jefe de Estudios del IES, José Antonio Garzón, y la profesora de Biología, Mari Carmen Martín, y con el que, de esta manera, la empresa colabora en el Programa Aldea. Se trata de una iniciativa que, enmarcada dentro de Acción Mundial de Educación para el Desarrollo Sostenible, tiene como objetivo general reorientar la educación y el aprendizaje para que la sociedad en general tenga la oportunidad de adquirir conocimientos, competencias, valores y actitudes que pueden contribuir al desarrollo sostenible.

El responsable municipal ha calificado este hecho de “muy positivo” ya que “demuestra la implicación de las plantas de tratamiento de restos vegetales en el impulso de acciones que creen actitudes de respeto, cuidado y conservación de los ecosistemas forestales”. Es más, Gómez Galera ha definido el proyecto en el que se encuentra inmerso el centro educativo como “una excelente plataforma para educar en valores y dar a conocer al alumnado el aprovechamiento y las distintas posibilidades que otorga la correcta gestión de los restos vegetales procedentes del campo”. Y es que, tal y como ha recordado, “el compost es la transformación de la materia vegetal una vez finalizada la cosecha en producto orgánico y cuya incorporación al suelo de cultivo aporta numerosas ventajas para los mismos”. Se trata, por tanto, “de aprovechar y reutilizar toda esa riqueza que generan nuestros suelos agrícolas”, ha matizado.

De sobra, es sabido que el gobierno local está realizando un importante esfuerzo por dar una solución definitiva al tratamiento de los excedentes de subproducto procedente de las centrales de manipulado, garantizando así su aprovechamiento como alimento para ganado con un importante valor nutricional. En esta línea, Gómez Galera ha recordado “la gran apuesta municipal por impulsar iniciativas que, como Frutilados, caminan hacia la economía circular y es que es preciso devolver a la tierra lo que es de la tierra para no interferir en el desarrollo natural del ecosistema y, de paso, lograr así un campo mucho más limpio”.

Por último, el responsable municipal ha incidido en “la importancia” de llevar a cabo acciones como ésta por parte de los centros escolares con la implicación de empresas de la zona; ya que se fomentan acciones proambientales desde lo cercano y cotidiano; al tiempo que se facilita el conocimiento de los procesos de germinación de las semillas y el desarrollo de las plantas”.

Dejar respuesta