Aprobada una PNL de Ciudadanos para las tasas en idiomas propuesta por Verdiblanca

El Parlamento de Andalucía ha aprobado por unanimidad la proposición no de ley de Ciudadanos para que a aquellas personas con cualquier tipo de diversidad funcional reconocida superior al 33% esté exenta en el pago de las tasas para matriculación en la enseñanza reglada de las Escuelas Oficial de Idiomas de Andalucía. La encargada de defender la propuesta ha sido la portavoz adjunta de la formación naranja, la almeriense Marta Bosquet, a propuesta de la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, que había detectado esta anomalía para con su colectivo, mientras que para otro tipo de estudios sí se contempla esta bonificación. Bosquet y el presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, han mostrado su satisfacción, al tiempo que han recordado las “dificultades que se multiplican de forma exponencial en buena parte de este colectivo cuando tienen que hacer frente al pago de las tasas académicas, y por tanto para acudir a cualquiera de las sedes de la Escuela Oficial de Idiomas”. En este sentido, la también responsable del área de discapacidad en la ejecutiva nacional de Ciudadanos ha resaltado que estas escuelas oficiales de idiomas “constituyen un instrumento fundamental para permitir el aprendizaje de otros idiomas que complementen su formación y les permita adquirir unos conocimientos que faciliten su incorporación al mercado laboral o la mejora de su posición”. En este sentido, Sánchez de Amo ha recordado “la necesidad de estas bonificaciones para personas con discapacidad, ya que en muchos casos no son personas que no poseen la capacidad económica suficiente como para afrontar los gastos que conlleva cursar una formación académica de varios años de duración”. Bosquet, quien ha elogiado en la Mesa de educación del Parlamento el papel de la Asociación Verdiblanca al trasladar esta necesidad del colectivo de personas con diversidad funcional, ha lamentado que las mencionadas dificultades económicas devienen en muchos casos “por el hecho de padecer una discapacidad, lo que en la actualidad supone de facto ver elevado automáticamente el coste de la vida por tener que hacer frente a obras de accesibilidad, sufragar tratamientos, prótesis, etc”. Asimismo, la dirigente de la formación naranja ha criticado que el Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas en Andalucía con horizonte 2020 “no tuviera en cuenta a las personas con discapacidad, sin contemplar ninguna referencia a las necesidades especiales del colectivo, ni posibilidad alguna de exención o gratuidad en el pago de las tasas como medida de discriminación positiva, con un colectivo en peor situación de partida que el resto de la sociedad”. A ello, el presidente de Verdiblanca ha añadido que no todas las escuelas oficiales de idiomas tienen resuelto el problema de accesibilidad física a sus instalaciones, como es el caso de Almería; ni tampoco el de personal d apoyo. Por último, Bosquet ha recordado que “en Andalucía, a diferencia de otras comunidades autónomas, no se contempla ningún tipo de reducción o exención en el pago de las tasas para la matriculación en la Escuela Oficial de Idiomas, algo que favorecería una mayor inclusión social y laboral de las personas con discapacidad”; y ha considerado también necesario el apoyo en la atención directa de quienes deciden formarse a través de las escuelas oficiales de idiomas, “dotando esos centros de todos los recursos necesarios para prestar toda la atención a las personas con discapacidad, de tal forma que no se vean impedidos ni dificultados para poder estudiar en las mencionadas escuelas de idiomas”.

0

El Parlamento de Andalucía ha aprobado por unanimidad la proposición no de ley de Ciudadanos para que a aquellas personas con cualquier tipo de diversidad funcional reconocida superior al 33% esté exenta en el pago de las tasas para matriculación en la enseñanza reglada de las Escuelas Oficial de Idiomas de Andalucía. La encargada de defender la propuesta ha sido la portavoz adjunta de la formación naranja, la almeriense Marta Bosquet, a propuesta de la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, que había detectado esta anomalía para con su colectivo, mientras que para otro tipo de estudios sí se contempla esta bonificación.

 

Bosquet y el presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, han mostrado su satisfacción, al tiempo que han recordado las “dificultades que se multiplican de forma exponencial en buena parte de este colectivo cuando tienen que hacer frente al pago de las tasas académicas, y por tanto para acudir a cualquiera de las sedes de la Escuela Oficial de Idiomas”.

 

En este sentido, la también responsable del área de discapacidad en la ejecutiva nacional de Ciudadanos ha resaltado que estas escuelas oficiales de idiomas “constituyen un instrumento fundamental para permitir el aprendizaje de otros idiomas que complementen su formación y les permita adquirir unos conocimientos que faciliten su incorporación al mercado laboral o la mejora de su posición”. En este sentido, Sánchez de Amo ha recordado “la necesidad de estas bonificaciones para personas con discapacidad, ya que en muchos casos no son personas que no poseen la capacidad económica suficiente como para afrontar los gastos que conlleva cursar una formación académica de varios años de duración”.

Bosquet, quien ha elogiado en la Mesa de educación del Parlamento el papel de la Asociación Verdiblanca al trasladar esta necesidad del colectivo de personas con diversidad funcional, ha lamentado que las mencionadas dificultades económicas devienen en muchos casos “por el hecho de padecer una discapacidad, lo que en la actualidad supone de facto ver elevado automáticamente el coste de la vida por tener que hacer frente a obras de accesibilidad, sufragar tratamientos, prótesis, etc”.

 

Asimismo, la dirigente de la formación naranja ha criticado que el Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas en Andalucía con horizonte 2020 “no tuviera en cuenta a las personas con discapacidad, sin contemplar ninguna referencia a las necesidades especiales del colectivo, ni posibilidad alguna de exención o gratuidad en el pago de las tasas como medida de discriminación positiva, con un colectivo en peor situación de partida que el resto de la sociedad”. A ello, el presidente de Verdiblanca ha añadido que no todas las escuelas oficiales de idiomas tienen resuelto el problema de accesibilidad física a sus instalaciones, como es el caso de Almería; ni tampoco el de personal d apoyo.

 

Por último, Bosquet ha recordado que “en Andalucía, a diferencia de otras comunidades autónomas, no se contempla ningún tipo de reducción o exención en el pago de las tasas para la matriculación en la Escuela Oficial de Idiomas, algo que favorecería una mayor inclusión social y laboral de las personas con discapacidad”; y ha considerado también necesario el apoyo en la atención directa de quienes deciden formarse a través de las escuelas oficiales de idiomas, “dotando esos centros de todos los recursos necesarios para prestar toda la atención a las personas con discapacidad, de tal forma que no se vean impedidos ni dificultados para poder estudiar en las mencionadas escuelas de idiomas”.

 

Dejar respuesta