Antonio Orejudo regresa este jueves al Club de Lectura de la UAL con ‘Los cinco y yo’

0

La elección del nombre propio ha sido obvia para un momento señalado: “El primer año tuvimos el placer de contar con Antonio Orejudo para inaugurar la primera sesión del Club de Lectura, y este año, por ser el ‘25 Aniversario’ de la Universidad de Almería, hemos querido que Orejudo vuelva con nosotros para inaugurar el curso y, al mismo tiempo, cerrar las celebraciones por esa efeméride como se merece dentro de nuestra propuesta cultural; además, lo hemos elegido porque es uno de los mejores escritores del actual panorama narrativo español y encima es ‘de la casa’”. Son las palabras de Raquel Fernández Cobo, coordinadora del Club de Lectura de la UAL y profesora del área de Didáctica de la Lengua y la Literatura, compañera del propio Orejudo: “Como profesor de Literatura de esta universidad, Antonio es una persona muy querida y admirada por todos”.

 

Será este jueves día 29 desde las 16.00 horas en la Sala de Docencia, situada en la segunda planta de la Biblioteca Nicolás Salmerón. Habrá entrada libre hasta completar aforo y la expectación se ha disparado en las pasadas horas entre los habituales del club no solo por el autor, sino por la obra compartida directamente con él: “Como escritor nadie puede cuestionar que sus novelas son divertidas e inteligentes; ‘Ventajas de viajar en tren’ fue la mejor forma de inaugurar el Club de Lectura en su momento, porque es ella encuentras de todo y es para todos los lectores, por lo que me pareció una lectura perfecta para averiguar los gustos literarios y preferencias de los lectores que forman parten del club; esta vez vamos a charlar sobre ‘Los cinco y yo’, que, según los mensajes que estoy recibiendo de los miembros, ha gustado mucho”.

 

La estructura del evento será la misma que se sigue habitualmente, según ha precisado Fernández Cobo: “Las sesiones siempre siguen el mismo modus operandi, presentamos al autor en cuestión, yo como coordinadora realizo una pequeña presentación del libro y doy paso, posteriormente, a un turno de preguntas para generar diálogo”. Las sesiones suelen ser de dos horas durante las que “frente a un formato académico, se pretende que los lectores expresen libremente su punto de vista y relacionen cada lectura con su propia experiencia vital, que es el modo de generar nuevas interpretaciones y nuevas maneras de leer; es muy importante que la lectura esté vinculada con aspectos personales”. En ‘Los cinco y yo’ precisamente hay mucho de ello, puesto que se trata de un retrato generacional en torno a la serie ‘Los cinco’, de Enid Blyton, con humor e inteligencia.

 

Antonio Orejudo pondrá un listón muy elevado a lo que vendrá después durante el curso, que ya está programado pero que irá tomando el pulso del lector, según ha confesado la coordinadora del Club de Lectura: “Hemos decidido que las lecturas las vayan proponiendo los miembros en función de gustos y necesidades, pero ya sabemos que entre las elecciones se encuentran autores como Italo Calvino, Alice Munro o Marta Sanz; después ya iremos viendo según las respuestas de los lectores, ya que es muy importante que ellos puedan dirigir su propia lectura y que, por lo tanto, no se convierta en una obligación”. Raquel Fernández cobo, que ha aseverado que “un club de lectura nunca debe perder el carácter lúdico”, ha recordado que “su constitución en la UAL fue una iniciativa del equipo de gobierno” durante el referido curso 2016/2017, así como que “uno de los objetivos fundamentales ha sido crear en el entorno universitario un ambiente cultural rico y variado”, para lo que ha sido de vital importancia su creación”.

 

Como una de las tres patas del Aula de Letras dentro de la organización de la oferta cultural de la UAL, junto a la Facultad de Poesía José Ángel Valente y otras actividades en lengua extranjera, “el Club de Lectura es espacio para el diálogo y la reflexión alternativo a la formación académica específica”. En él participan alumnos y profesores de distintos campos de estudio y “asisten con muchas ganas de compartir su experiencia lectora y sus experiencias personales vinculadas a las lecturas”. Alejado de la clase magistral, “intento que los asistentes no me vean como profesora, sino como mediadora que intenta poner sobre la mesa los temas e intereses del grupo”, ha dicho Fernández Cobo, que ha finalizado aportando que “las lecturas se complementaran con varias actividades como encuentros con autores, proyección de películas, comentarios de adaptaciones cinematográficas, pequeños talleres de escritura creativa, audición musical de poemas…”. Ha pedido la “implicación del profesorado en informar a los alumnos de las actividades culturales”.

Dejar respuesta