Andrés Segura inicia su gestión como Candidato a la Alcaldía de Garrucha

El ex-alcalde Andrés Segura Soler comienza a gestionar su candidatura a la Alcaldía de Garrucha en las próximas Elecciones Municipales a celebrar en la primavera de 2019, lo que supone un revulsivo en la vida política de la que la actual alcaldesa pretendía vanamente convertir en la ‘Capital del Levante Almeriense’, al colocar al PSOE en una difícil situación para conservar la Alcaldía de Garrucha que ostenta desde principio de la actual legislatura y a la oposición -PP y GIGA- por su nula actividad durante estos tres años en los que nada conocen los garrucheros y las garrucheras de su existencia.

Desde que abandonara la Alcaldía hace 12 años, Andrés Segura ha sido colocado bajo sospecha, y consecuentemente le ha condicionado la vida laboral, por el proceso judicial que un empresario comarcal inició para ahorrarse más de dos millones de euros que el entonces alcalde le reclamó en el denominado ‘Caso de la UE-6’, proceso judicial del que ha salido absuelto junto a otros seis involucrados entre funcionarios y técnicos.

Han tenido que ser la Justicia quien limpie su imagen tras 11 años de litigios por la UE-6, urbanización por la que se la acusó de haberse lucrado y sin que el PSOE desde el que actuó le defendiera y le abandonara al albur de los Juzgados en los que se ha dilucidado el comportamiento del Alcalde y seis personas que en las decisiones municipales intervinieron.

Y han tenido que transcurrir 11 años para que el entonces Alcalde Andrés Segura se le haya reconocido la honradez que está caracterizando su vida personal y honestidad en su vida política, más de una década durante la que la organización política que llevó a la Alcaldía desde la República y los concejales miembros actualmente del Equipo de Gobierno a los que llamó para que le acompañasen en el gobierno municipal le hayan mostrado su apoyo o cuando menos exonerado de las acusaciones formuladas por sus adversarios.

Tras esta larga década en la que se encuentra alejado de la vida política activa se ha producido hace menos de una semana la retirada de la alegación a la sentencia judicial última sobre la UE-6, lo que implica el pago al Ayuntamiento por el constructor de más de dos millones de euros y que la actual alcaldesa, la Ex-Teniente de Alcalde de Andrés Segura, debe pedir al promotor de la UE-6 para ingresar en las arcas municipales, debiendo utilizarse esta considerable cantidad de dinero en obras que debe gestionar el ex-concejal de Policía y actual responsable de Urbanismo y Obras.

Acta Pleno Garrucha UE-6 sentencia

Se da la curiosa y paradójica circunstancia en Garrucha, localidad a la que el periodista que suscribe calificó como laboratorio político y provocó cierta controversia, que los ex-Alcaldes Adolfo López, Juan Francisco Fernández y la Alcaldesa María Antonia López se atribuyen como legado el Paseo Marítimo, el parking de la plaza Pedro Gea y la prolongación del Paseo Marítimo hacia Mojácar, mientras la reconocida comarcalmente y por veraneantes mejor gestión municipal de Andrés Segura no se le atribuye ninguna obra cuando el parking, la guardería, el centro de salud, la prolongación del Paseo Marítimo, el polideportivo, el desvío de los camiones y el nuevo puerto deportivo, además de una gestión económica sin deuda alguna son exclusivamente suyas, porque anecdóticamente se recuerda por algunos socialistas que la entonces concejala de Festejos se ausentaba del municipio durante las fiestas patronales.

En estos doce años en los que el virtual Candidato independiente a la Alcaldía lleva alejado de la política activa le han sucedido dos regidores, con lo que por su gestión superar a Juan Francisco Fernández Rodríguez no ha sido difícil porque la herencia que ha dejado es la que había dejado la imprevista salida de la Alcaldía de Andrés Segura Soler (parking, guarderíia, polideportivo, etc), y ante esta circunstancia se alzó con la mayoría de los votos la ex-concejala de Festejos y Primer Teniente de Alcalde María Antonia López Cervantes, quien ha convertido en estrella de su gestión durante los tres años de legislatura la ampliación del Paseo Marítimo que consiguiera personalmente su ex-sponsor Andrés Segura, manchando esta encomiable gestión con la permuta de una parcela afectada por la Ley de Costas por unos terrenos urbanizables.

Tras esta última década que ha sumido a Garrucha en la duda de si continuará siendo el turismo su principal motor de la economía local tras la relegación de la pesca, debido a que la hostelería vive una profunda crisis ya que desde hace un lustro nadie acude a comer pescado como siempre se ha hecho, pues ha desaparecido la tapa del pescado a la plancha con la que muchos tomaban el aperitivo o cenaban como sigue ocurriendo todavía en El Zapillo o Ciudad Jardín de la capital.

Y ante este estado de incertidumbre local que se ha proyectado allende los límites municipales de Garrucha es por lo que muchos garrucheros y bastantes garrucheras así como numerosos veraneantes se vienen planteando una alternativa al silencio de la Oposición del PP y la débil acción política del GIGA. Alternativa que he venido a recordar la etapa de Andrés Segura como Alcalde que se ha venido a denominar como la de “Edad de oro” de Garrucha por la  cantidad de iniciativas que existieron como nunca ha vivido la localidad, como fueron aparte de las cuatro descritas restablecer la convivencia tras los sucesos por la ampliación del muelle de carga, la desaparición del polvo de yeso, el nuevo Centro de Salud con aparcamiento, la construcción del polideportivo, la proyección de una nueva zona de playa, la ampliación del puerto deportivo, la proyectada construcción de un apeadero así como unas normas urbanísticas concordes con el tiempo reguladas a través del PGOU y unas cuentas saneadas de las arcas municipales.

Todas los proyectos conseguidos además de otros previstos y aprobados que vienen durmiendo el sueño de los justos por incapacidad de los alcaldes que le ha precedido han vuelto a reconocer muchos votantes de Garrucha que fue un craso error pensar que sus sucesores lo harían mejor y no pocos muestran su arrepentimiento clamando porque vuelva a presentarse Andrés Segura para conseguir revitalizar la economía local. Así hay que recordar que Andrés Segura llegó a la Alcaldía tras la que muchos consideran la peor crisis social que ha vivido Garrucha desde la Guerra Civil y ahora desean alzarlo otra vez a la Alcaldía ante la crisis del turismo en la localidad, con lo que se puede aplicar a este caso el proverbio completo de injusticia de que “solo nos acordamos cuando truena”.

Es posible que algunos resultados se hayan eliminado de acuerdo con la ley de protección de datos europea. Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Me alegro de esta noticia, Andrés hizo muchas cosas buenas en éste pueblo, y lo que ha venido después ha sido para peor. Si lo hizo bien antes, lo hará bien ahora. Garrucha está estancada, sin velocidad. Necesita reiniciarse.

A %d blogueros les gusta esto: