Adriana Valverde evidencia “el acuerdo del trifachito”, que arranca con su reparto de 24 trabajadores e intentando obstruir la oposición del PSOE

0
627
El PSOE, al que el alcalde deja con 2 trabajadores frente a 18 el PP y 3 Vox y Cs, defiende el principio de proporcionalidad y acudirá a los tribunales.
El PSOE, al que el alcalde deja con 2 trabajadores frente a 18 el PP y 3 Vox y Cs, defiende el principio de proporcionalidad y acudirá a los tribunales.

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha evidenciado en pleno “el acuerdo del trifachito” conformado por PP, Ciudadanos y Vox en el Consistorio, que arrancan el mandato con la asignación a estos partidos de 24 de los 27 trabajadores de apoyo con los que se cuenta en el Consistorio -18 PP, 3 Vox y 3 Ciudadanos- y el intento, por parte del alcalde como responsable de esa propuesta de reparto, de “obstrucción del trabajo del principal partido de la oposición, que es el PSOE”, al que dejan con 2 trabajadores a pesar de ser la segunda fuerza política en el Ayuntamiento.

Valverde ha acusado al alcalde de “pagar su deuda a Vox y Ciudadanos y garantizar su estabilidad en el mandato” y ha advertido de que “luego mentirá a todos los almerienses diciendo que no hay ningún acuerdo, con un trifachito en Almería”. Los socialistas, ha continuado, “vamos a seguir exigiéndole -al alcalde- que se cumpla el principio de proporcionalidad recogido en el Reglamento Orgánico de Pleno” y, según ha confirmado, recurrirán en los tribunales el acuerdo aprobado. Además, la portavoz del PSOE ha solicitado por escrito de la Secretaría Municipal un informe sobre los fundamentos jurídicos y la legalidad de la propuesta efectuada por la junta de gobierno para repartir el personal de apoyo entre los grupos políticos del Consistorio.

El PSOE, al que el alcalde deja con 2 trabajadores frente a 18 el PP y 3 Vox y Cs, defiende el principio de proporcionalidad y acudirá a los tribunales.
El PSOE, al que el alcalde deja con 2 trabajadores frente a 18 el PP y 3 Vox y Cs, defiende el principio de proporcionalidad y acudirá a los tribunales.

Porque, según ha remarcado, “el PSOE defiende el respeto al principio democrático de contar con los medios que nos corresponden para poder desarrollar nuestra labor de oposición de manera justa y proporcional”, algo que el alcalde se está saltando al reducir a 2 trabajadores de apoyo al PSOE frente a los 6 que tenía, aún manteniendo sus 9 concejales y obteniendo cerca de 24.000 votos; aumentar 2 puestos para el PP y su gestión municipal, teniendo el mismo número de concejales que en 2015, y al conceder 3 empleados a Vox y Cs, con solo 2 concejales, menos de 6.000 votos cada partido y tras haber perdido, en el caso de Cs, un edil.

No van a conseguir asfixiar al PSOE

Además, ha precisado, nada tienen que ver las liberaciones de ediles de los grupos políticos con la asignación de personal, puesto que el segundo caso está regulado por el Reglamento Orgánico del Pleno (artículo 42), mientras que el primero es discrecional por parte del alcalde. “Señor alcalde, si su partido, el PP, tiene deudas políticas con otras formaciones, o deudas adquiridas durante la campaña electoral, pague usted de su bolsillo, a costa de su personal de apoyo, no a costa del personal del principal grupo de la oposición”, ha sentenciado la portavoz socialista.

En ese sentido, ha recordado que, con esta decisión impuesta, “está atacando los cimientos del funcionamiento democrático de este Ayuntamiento; está intentando obstruir el trabajo del PSOE, asfixiando la labor de este grupo de fiscalización y de control a su equipo de gobierno. Pero no lo va a conseguir, señor alcalde”, ha concluido.

Dejar respuesta