Adriana Valverde destaca que es “justo socialmente” y el “sinsentido” de que el PP bonifique a quienes cobran subsidio y deje fuera a los que no

0

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha anunciado que su grupo reclamará al alcalde y el equipo de gobierno del Partido Popular, a través de una moción en pleno, una rebaja del 30% del recibo de la basura para los desempleados de 55 años o más que no sean perceptores del subsidio y carezcan de otros ingresos después de que el Partido Popular los dejara fuera, dentro de un “sinsentido”, de la bonificación que sí se aprobó en diciembre para el mismo colectivo pero condicionada a que los beneficiarios estén recibiendo prestación por desempleo y cumplan unos límites de ingresos anuales -no superar 1,50 veces el Indicador Público de la Renta de Efectos Múltiples (IPREM)-.

El PSOE reclamará al alcalde en pleno una rebaja del 30% en el recibo de la basura a parados de 55 años o más sin ingresos.

Según ha considerado la concejala socialista, “es llamativo que el PP no contemplara la reducción en el recibo precisamente para aquellos que ya no cobran ningún tipo de ayuda por desempleo” y cuando, además, también se ha impulsado la bonificación del 50% en esa misma tasa a familias numerosas “sin tener en cuenta ningún límite en sus ingresos”.

Valverde ha incidido en el apoyo de los socialistas a esas bonificaciones puestas sobre la mesa por el Partido Popular, pero también en la insuficiencia que tienen esas medidas de cara a poner en marcha, como viene reclamando su grupo, una fiscalidad municipal “más justa y progresiva” y a que el alcalde realmente “atienda a quienes más lo necesitan en Almería, rebaje los impuestos a quienes menos tienen y deje de usar las reducciones fiscales en términos partidistas”.

La exigencia de la bancada socialista de que se bonifique el recibo de la basura a los parados de más de 55 años que ya no perciban el subsidio por desempleo ni cuenten con otros ingresos anuales es, según ha remarcado Valverde, una reivindicación justa desde el punto de vista social y que, según la información que le han facilitado los propios servicios municipales, “solamente supondría al Ayuntamiento dejar de ingresar un máximo de 200.000 euros al año”.

“No hay excusas para que el PP diga sí a esta reducción y la ponga en marcha. Porque esa cantidad, unos 200.000 euros, no es nada sabiendo que en 2017 el gobierno municipal del PP recaudó casi 12,5 millones por este concepto y que esa cifra supera en casi 2,5 millones lo que se tenía previsto inicialmente”, ha sentenciado.

El PP obstaculiza la propuesta

Adriana Valverde ha explicado cómo, durante el pleno del mes de diciembre en el que se aprobaron las rebajas en la basura mencionadas, ya desde el PSOE avanzaron que pedirían la extensión de las mismas a los desempleados de 55 años o más sin ingresos y cómo “el gobierno municipal nos advirtió, para tratar de disuadirnos, de que consideráramos la repercusión en los presupuestos que podía tener esa petición”.

Por ese motivo, desde el PSOE se solicitó el 12 de diciembre del año pasado un informe al Órgano de Gestión Tributaria del Ayuntamiento de Almería sobre el impacto en las cuentas municipales que tendría la propuesta. “Pero, una vez más, el Partido Popular se ha estado negando a facilitar la información en cuestión, obstaculizando nuestra labor y nuestro derecho de acceso a la información en el plazo máximo de cinco días, que está respaldado en el artículo 12.2 del Reglamento Orgánico del Pleno”, ha lamentado.

De ese modo, los responsables del PP en el Ayuntamiento “han dilatado tres meses en el tiempo el traslado del informe”, cuya petición tuvo que reiterarse por escrito y reclamarse telefónicamente. Los motivos de la dilación en este tema han podido ser dos, a juicio de Valverde. Por un lado,  el intento de evitar la entrada en vigor de esta medida en 2018 y, por otro, la intención de ocultar un documento que evidencia “que ni mucho menos esta medida supondría la ruina del Ayuntamiento, algo que los socialistas teníamos claro”.

Entre 175.000 y 200.000 euros

Aunque no existen datos exactos a nivel local sobre el número de desempleados de 55 años o más que no perciben ingresos, desde los propios servicios municipales se realiza la estimación -considerando el porcentaje de desempleo en la capital y el de personas en la franja de edad mayor de 55 años- “de que esta medida supondría únicamente dejar de ingresar entre 175.000 y 200.000 euros anuales en concepto de basura”.

Con esa realidad por delante, resulta que si en 2017 se hubiera aplicado ya esa reducción en los recibos de basura, “estaríamos hablando de que se habría dejado de recaudar apenas un 1,4% de los 12,4 millones de euros que refleja la liquidación del presupuesto”.

Por todo ello, Adriana Valverde ha concluido que “el alcalde y el resto de concejales del PP tienen la obligación moral de reducir la presión fiscal a aquellos almerienses con menos posibilidades económicas y la obligación de votar que sí a esta petición y a partir de ahí, sobre todo, de hacerla realidad cuanto antes. Es de justicia y no supone ni dinero ni riesgo alguno para las finanzas municipales”.

Dejar respuesta