Adriana Valverde afirma que “si fuese alcaldesa, no podría dormir tranquila pensando en las condiciones en las que viven muchas personas en nuestra ciudad”

0
80

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería y candidata a la Alcaldía, Adriana Valverde, ha planteado una línea específica de ayudas para rehabilitar las viviendas de las familias con unos ingresos mínimos, o sin recursos económicos, que se gestionaría a través de una oficina con personal formado en materia urbanística, social y administrativa con la intención de realizar un trabajo transversal, que fuera más allá de la intervención en vivienda, en cada uno de los casos a atender.

Valverde ha lanzado este compromiso de los socialistas, en caso de conseguir la confianza mayoritaria de los almerienses en las próximas elecciones municipales, con  el edificio de El Patio como telón de fondo, un inmueble en Pescadería-La Chanca que fue desalojado y apuntalado de urgencia hace ahora dos años. “Queremos denunciar que el alcalde y el PP no están dando solución ni a los vecinos de El Patio, ni a los vecinos de otros barrios de Almería que no tienen los recursos mínimos para hacer frente a acondicionar sus viviendas”, ha señalado.

El PSOE plantea una línea específica de ayudas para rehabilitar las viviendas de las familias con ingresos mínimos o sin recursos.

“Sinceramente, si yo fuese alcaldesa no podría dormir pensando en las condiciones en las que están viviendo estas personas, sabiendo que hay en este barrio, y en otros de la ciudad, personas que viven en unas viviendas que son infrahumanas”, ha continuado. A partir de ahí, ha expuesto que, además de la línea de ayudas para la rehabilitación destinadas a este colectivo, se hace necesario que desde el Ayuntamiento se actúe de manera subsidiaria, sin escatimar esfuerzos, en aquellos casos necesarios.

11 millones sin gastar

Para el PSOE, “hay dinero suficiente” en el Ayuntamiento para establecer medidas como las planteadas ya que  “año tras año, el equipo de gobierno del Partido Popular no se gasta el dinero del presupuesto municipal, y son casi 11 millones de euros los que se han quedado en caja en 2018”. Además, han apuntado la posibilidad de buscar financiación de otras administraciones y la clara intención de trabajar de la mano con ellas en el objetivo común de erradicar la infravivienda de la ciudad.

En ese sentido, Adriana Valverde ha remarcado que lo que no puede ser es que el alcalde esté “mirando hacia otro lado” ante una problemática de gran calado social, y que afecta a la calidad de vida de los barrios y del conjunto de la ciudad, cuando tiene “la obligación de actuar” por Ley.

Y es que, ha precisado, la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), en su artículo 155, “pone el foco en que la conservación y rehabilitación de los inmuebles es obligación de los propietarios, pero también establece la obligación de que los municipios, de oficio, deben de actuar” en caso de que se precise garantizarlo.

Ejemplo de El Patio

La candidata del PSOE a la Alcaldía ha hecho repaso a esta manera del alcalde de desentenderse de este tema narrando lo ocurrido con El Patio, el conjunto de viviendas que fue desalojado en enero de 2017 y apuntalado. “Hay más de 200 personas que viven en las 180 viviendas que se reparten en cuatro bloques, y el PP no ha buscado ninguna solución definitiva, pese a que la Junta de Andalucía le indicó el camino para hacerlo: Un plan de actuación, que enmarcara el proyecto en la línea de ayudas del Plan Estatal de Vivienda”, ha resaltado.

Mientras que eso “no se ha hecho”, resulta que “lo que sí sabemos que ha hecho el alcalde ha sido devolver 9.000 euros que le había dado la Junta de Andalucía -en forma de subvención- para que se revisara el Plan Municipal de Vivienda y Suelo”, ha desvelado Valverde.

Y, al igual que no se ha seguido el planteamiento indicado por parte del Gobierno andaluz, desde el propio Ayuntamiento nada se ha hecho tampoco por arreglar la situación de El Patio y la de otras familias en la misma situación en el resto de la ciudad a través del programa de rehabilitación privada de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Una iniciativa que, precisamente, aprobó el pasado mes de diciembre la base de las subvenciones a conceder y no contempló ninguna opción concreta para abordar estos escenarios.

Compromiso solidario

Ante esa realidad, Adriana Valverde ha destacado que los socialistas “entendemos que no se puede mirar para otro lado en la situación que tienen estas personas, en cualquier barrio” y ha defendido “que hay que conseguir viviendas dignas, trabajando por dar soluciones”.

De ese modo, para concluir, ha señalado que el objetivo final, dentro de una ciudad más cohesionada y con menos desigualdad, tiene que ser “dignificar estas viviendas y garantizar tanto una seguridad como unas condiciones mínimas dentro de las mismas, dentro de un compromiso solidario desde el Ayuntamiento”.

Dejar respuesta