A licitación el contrato del suministro eléctrico en El Ejido para avanzar en la estratégica de ahorro y eficiencia energética marcada por el gobierno local

0

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de El Ejido sigue adelante con esa hoja de ruta marcada, en el año 2011, para impulsar distintas actuaciones en el municipio en materia de eficiencia energética, cuya finalidad es reducir la facturación eléctrica del municipio y cumplir, al cien por cien, con los objetivos de sostenibilidad que marca la propia Unión Europea.

Para ello, desde la concejalía de Hacienda se han establecido distintas líneas de actuación en base a la estrategia marcada para el futuro. Entre ellas, se encuentra el proceso de licitación del contrato del suministro eléctrico de alta y baja tensión en el Ayuntamiento de El Ejido para el que se ha establecido una adjudicación por un periodo de dos años, prorrogable a uno más, y un importe económico de 2,5 millones de euros anuales. Así quedó acordada en la última sesión plenaria en la que, por unanimidad de los miembros, se aprobada el pliego de esta adjudicación. El concejal de Hacienda, José Francisco Rivera, fue el encargado de detallar los aspectos técnicos de dicho proceso haciendo hincapié en que la formula establecida para puntuar la oferta será de 80 puntos para la económica y 20 para las mejoras técnicas.

Además, según explicó Rivera, “en el pliego se contemplan distintos capítulos que tienen que ver con las actuaciones a realizar con las que se busca implementar energías renovables, disminuir el consumo energético e impacto medioambiental, así como optimizar las instalaciones existentes y los parámetros de contratos que, junto a la realización de estudios de eficiencia energética, ayudarán a avanzar en esta cuestión que es crucial para el municipio”.

De igual modo, el portavoz aprovechó la sesión plenaria para recordar “los problemas a los que tuvo que hacer frente este equipo de gobierno, a su llegada en 2011, en materia eléctrica, tales como cortes de luz mensuales por impagos o las reclamaciones judiciales”. Cuestiones que les llevó a “tener que firmar un acuerdo con la FAMP para reestructurar toda esa deuda heredada, resolver los conflictos y, lo más importante, abaratar el precio Kw/hora”.

La razón de todas estas explicaciones no fue otra que argumentar que “todo ello  impedía poder licitar antes, como hubiésemos querido, este contrato que es fundamental para disminuir los costes”. Y lo era porque  “antes de nada, debíamos de normalizar todos los pagos y establecer unos niveles acordes a la deuda”. De ahí que “ahora que se ha conseguido ese objetivo”, según Rivera, “sea el momento de sacar a licitación este contrato, cuya principal pretensión va a ser conseguir un ahorro importante a las arcas municipales, mejoras en el suministro eléctrico y, por supuesto, una mayor eficiencia energética”.

Otra de las patas de esa estrategia está relacionada con la reciente contratación del servicio de asistencia técnica para la realización de una auditoría energética de las instalaciones en el alumbrado público exterior del municipio que posibilitará la reducción del consumo eléctrico. Se trata de un estudio que marcará las prioridades,  actuaciones e inversiones a impulsar a medio plazo para garantizar la máxima optimización energética. Además, como ya dijo en su día el propio portavoz, “gracias a esta auditoría, se mejorará la gestión energética y, por tanto, se rebajará el gasto en la facturación, se modernizarán este tipo de instalaciones y se reducirán las emisiones de CO2”.

A todo esto hay que sumar, también, los proyectos que en esta materia se han incluido dentro del EDUSI y con los que el gobierno local persigue actuar en la regeneración y mejora del consumo energético en el mayor número de edificios e instalaciones municipales, disminuir la calificación energética de los edificios en los que se intervenga y reducir las emisiones de CO2 a la atmosfera producidas por el consumo de energía eléctrica. De esta manera, el Ayuntamiento daría los primeros pasos hacia los objetivos que se persiguen con la EDUSI; es decir, una ciudad de futuro, mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Dejar respuesta