8M: ¿Huelga cosmética?

0
“Todas las mujeres liben de esta copa,/ y repitan después de mí: /No tendré relación alguna con miesposo o mi amante/ Aunque venga a mí en condiciones penosas/ Permaneceré intocable en mi casa/ Con mi más delicada seda púrpura/ Y haré que me desee/ No me entregaré (…)” Juramento autoimpuesto de castidad de las mujeres para coaccionar a sus maridos, y que no defiendan su patria de la tiranía militarista foránea. Lisístrata. Aristófanes. Siglo V (A.E.C. Antes de la Era Común).
La vertiginosa Transformación Informática del conocimiento, que ha amplificado de modo exponencial nuestra percepción del mundo, no oculta sin embargo aspectos oscurantistas y alienantes. En WhatsApp, Facebook, determinadas webs o blogs, etc, se agazapan círculos herméticos mal disfrazados, ciberautistas que sólo buscan convencer a convencidos en plan sectario, ya sea de determinadas ideologías trasnochadas o de mil trivialidades grandilocuentes.
Testigo de la anemia del pensamiento crítico, en mi último artículo introduje un notorio error acerca de la fecha del 28/2/1980, aseverando que el día de la Gran Estafa autonomista andaluza había ocurrido dos años antes… ¿alguna amonestación pública, matizaciones al respecto quizás? No, nada de nada. Ello demuestra que a los librepensadores, heterodoxos y minorías marginadas en general, a derecha o ‘izquierda’ se nos ‘tolera’, pero no se nos respeta (y si creen que después de más de quinientos años de ostracismo colonialista así minan nuestra moral, mejor que esperen sentados en silla de madera de olivo).
Algo similar ocurre con cierto discurso ‘feminista’ al servicio del heteropatriarcalismo: unidimensional, circular e instrumentado por los diferentes gobiernos y facciones partidistas para solapar o difuminar crecientes tensiones políticas de clase… Y no nos llamemos a equívocos. Vaya por delante que apoyamos decididamente la Huelga Femenina del 8M – desde el antisexismo militante -, y ojalá con piquetes informativos organizados. No obstante consideramos que debería ser de carácter indefinido y aunarse con las reivindicaciones de las/los pensionistas, formando incluso un Partido político, el cual podría socavar de manera letal al bloque depredador del infame bipartidismo y sus muletas por la derecha y por la ‘izquierda’. El hecho de que ni se les haya pasado por la cabeza este extremo, a mendaces mascarones de proa a sueldo, ¿no demuestra la falta de sinceridad de sus propósitos?
Compartimos las reivindicaciones por la igualdad real, independiente de ‘discriminaciones positivas’, no según convenga a ese supremacismo sexista financiado por la rancia primacía paternaloide desde el Estado para provocar una hostilización entre sexos. Observen como a pesar de ello no se ha puesto el foco en la mayor esperanza de vida femenina en relación con los hombres… ¿esta brecha cronológica no merece estudiarse ni irse minimizando una vez conocidas sus causas? ¿Aquí con parafrailuna astucia lo único relevante debe ser un ególatra ventajismo maquiavélico (ved http://www.grupotortuga.com/Es-el-feminismo-la-solucion-al ).
Además los únicos que se benefician de presentar también la maternidad como una sedicente ‘debilidad’ en la competencia profesional, la falta de fecundidad como pretendida ‘liberación’, son ominosos poderes patriarcalistas de las avarientas élites financieras y especuladoras. La oligarquía plutocrática ya lo descubrió hace mucho, durante la Revolución Industrial y sobre todo en el esfuerzo bélico de la I Guerra Mundial, advirtiendo que la explotación salvaje de las mujeresoptimizaba los beneficios mucho más que los combativos y politizados operarios de sexo masculino.
Por otra parte, no existe ni un atisbo de paridad en según qué profesiones. Por ejemplo en el caso de la empresa de asistencia a domicilio con subvenciones estatales, Clece, que en su casi totalidad de efectivos contrata a decenas de miles de mujeres… ¿El gerifalte del pelotazo del Proyecto Castor, Florentino, convertido en uno de los mayores adalides del empleo femenino, en efecto precario pero dado de alta, y por tanto beneficiario de la protección por desempleo? Y ese número de subempleadas, alrededor de cien mil,  así como otros chiringuitos ‘concertados’ o ‘externalizados’… ¿no distorsionan las estadísticas de la brecha salarial?
Es más, también es sabido por torneos fisioculturistas de mujeres, que éstas debidamente entrenadas pueden tener más fuerza que la de la generalidad de los hombres…. ¿Dónde se refleja la cuota por sexos – no ‘de género’, pues no existe otro género entre los Homo Sapiens que el humano -, sin marginar a nadie compartiendo las mismas tareas, en lo alto del andamio, en los talleres mecánicos, en la mina…? ¿Los perversos ‘machotes’ sí deben coger la sartén, el mocho o hacer la colada (ocupaciones tanto honestas como necesarias), y a las ‘listas’ debe darle sarpullidos hincar la azada, empuñar la radial o la llave grifa…?
¿Y las chachas de las pijas, casi en su totalidad sin contrato, también irán a la huelga? ¿Y las monjas de clausura y demás siervas del brutal machismo vaticano, cesarán al menos por un día su esclavitud a favor de cardenales, obispos, curas y supernumerarios opusinos de misoginia proverbial? ¿Habrá algún mohín de disgustito al menos de las doñas por ello, y no sólo el jesuítico ‘mea culpa’ vaticano con la boquita pequeña para capear el temporal?
La demagogia del populismo sexista, amamantada desde el poder por motivos electoreros, toca a su término. No existe ni jamás existió ‘la mujer’ unívoca, platónico concepto para imbuir de valores occidentalistas a un supuesto ideal ‘blanco’ tramposo y chovinista. Sí existen por el contrario Mujeres diversas de gran número de etnias, culturas, lenguas y tradiciones… Hoy se ven amenazadas por este baldío fundamentalismo de confrontación hembrista Vs. machista, el cual hará por las generalizaciones absurdas y panfletarias que, con cada vez menos hijos, el sistema de pensiones se vuelva insostenible. A no ser que se afinquen aquí desde otras latitudes trabajadoras/es por millones…
¿Visteis a la mayoría de las ‘activistas’, desde la parcelita  del cortijillo subsidiado que les deja la inicua partidocracia, condolerse lo más mínimo por sabias mujeres heroicas, pioneras del Movimiento Feminista-Igualitario en el Magreb o Pakistán, de la titánica talla de la indispensable Fátima Mernissi, andalusí universal de Fez fallecida hace tres años; o por la infatigable luchadora revolucionaria de Lahore Asma Jaganhir, de Pakistán, muerta hace unos días? ¿Estropean por ‘moras’ el perfil mediático de las arribistas sin escrúpulos, arrimadas a la sombra del putrefacto árbol de la opresión nacional-catolicista, parda o colorada?.
¿Os queda alguna duda de que el hembrismo supremacista forma parte del patriarcalismo más arrogante y mendaz? Consultad el año pasado cuán pocos colectivos ‘feministas’ homenajearon a la genial almeriense Carmen de Burgos, Colombine, primera mujer del E. español periodista y corresponsal de guerra, por el ciento cincuenta aniversario de su nacimiento… Para ella la postración, el olvido, pues la egregia y prolífica escritora formó su propia logia masónica y era panteísta, no ‘políticamente correcta’ (llegó a figurar en el índice de libros prohibidos durante el franquismo: ¿cabe mayor logro?). Otra que no sirve a la agitprop… pagada ésta, eso sí, con los impuestos de todos, sin distinción de entrepierna.
El revisionismo antropológico, histórico y cultural, sesgado y burdo por su falsía, forma parte también de ese discurso orwelliano de las flamantes ‘superwomans’ del imperio cañí. Así hay que inventar que las mujeres durante la prehistoria estaban ‘oprimidas’. Las Venus paleolíticas, las Damas de Baza y de Elche, y los miles de exvotos a las diosas, reinas o ‘sumas sacerdotisas’ del primigenio Matriarcado pueden esconderse en los sótanos de los museos: tampoco sirven a la causa. Los centenares de millones de cadáveres, en guerras pretéritas, no debemos recordar asimismo que fueron de sexo masculino, pues las mujeres estaban exentas de empuñar las armas y sacrificarse en carnicerías (¿y qué hay, por cierto, de la equitativa paridad en el ejército y las policías?).
¡Qué se retuerza el lenguaje hasta el esperpento para darse autobombo en los media! ¡Dejaos crecer el vello en piernas y axilas!, ¿no es acaso la depilación un acatamiento a los gustos del otro sexo…? ¡Convertid con muchas ruines campañas a los hombres en presuntos sátiros para demonizarles, aun cuando la libido masculina o femenina con tantas gilipolleces y represiones ande ya como los carámbanos! Asombroso, ni el Dr. Frankenstein fue capaz de tan singular logro, ¡con esta inhumana regresión, con esta deslibidinación social planificada, van a conseguir resucitar por vía urgente a Wilhelm Reich!
Por mucha altura estética que ostenten, se sacan de la manga monsergas literarias de una sociedad esclavista – de mujeres y hombres -, la griega, para aducir sedicentes ‘discriminaciones’. Así la pugna familiar de Telémaco, hijo de Ulises, contra su madre Penélope para imponerse en ausencia de su progenitor como cabeza de familia, adquiere para algunas amaestradas sofistas la cualidad de símbolo arquetípico de sumisión. Se olvidan que se trata de un gran poema, sin mucho más valor que la ficción épica. No pretende con exactitud Homero reflejar la realidad de su tiempo, sino ambicionar su ‘sociedad sublime’ nobiliaria difundiéndola entre sus coetáneos.
A su contemporáneo Hesíodo no lo mencionan ciertas espabiladas, a pesar de que en Los Trabajos y los Días arremeta contra las mujeres de su época, dolido en grado sumo, comparándolas con la ‘híspida cerda’ (sic), entre otros agravios. Si exhibe su inquina de forma tan aguda es por razón de figurarse que las supuestas causantes del ‘daño’, contra sí mismo y su propia condición viril, despliegan en el seno de su sociedad un no pequeño poder, , ¿no?.
No se escapa ni la comedia de Aristófanes, Lisístrata, la cual se quiere a capricho conformar como un advenimiento protofeminista, y hasta alegato ‘pacifista’. No nos hagamos infructuosas ilusiones, pues el mismo autor satiriza un gobierno de mujeres en Las Avispas, y de trasfondo lo que codicia con ello es salvaguardar los ilegítimos objetivos de la aristocracia, a la que apologizaba con su pluma desde la feroz ironía (tal vez para hacer subordinar a la democracia ateniense bajo la férula de sus implacables enemigos lacedemonios). ‘Con tu escudo o sobre él, espartano’… así despedían las madres y esposas de esa pesadilla castrense a sus hijos y maridos, en defensa de un belicismo a ultranza. Todas las torticeras interpretaciones pseudohistóricas, financiadas por el Estado, no camuflan que no pocas ‘patronas’ de la Antigüedad ejercieron de facto el poder político en Grecia, Roma, Bizancio, etc.
La piedra de toque de la impostura la tenemos en que, salvo en muy escasas ocasiones – y con saña satanizándolas mediática y judicialmente por ello -, no se han atrevido a enfrentarse con el Estado más heteropatriarcal sobre la faz de la tierra, el Vaticano. Allí las mujeres no pueden ni votar ni adquirir estatus de ciudadanía, quedando completamente relegadas (ved el esclarecedor artículo Feminicidios impunes). El ‘feminismo’ clerical-occidentalista es más fraudulento que un euro de madera.
¿A quién sirve realmente el instigado odio ‘de género’ con chantajes sexuales o políticos? Machismo y hembrismo forman parte de las monstruosas aberraciones inhumanas, con una identidad gemela de fondo. De manera opuesta feminismo y masculinismo no son fenómenos adversos, sino complementarios en un esfuerzo común por una verdadera igualdad, no homogeneidad. Justificad vuestro indigno salario de sicarias de la ignominia centralista, cobardes ‘empoderadas’ de opereta, y atreveos con vuestra pedante chulería machorrona habitual a refutad estas afirmaciones, aquí expresadas con coraje y un hartazgo de décadas.
O al menos dejad a vuestros machitos protectores que acudan al rescate, a ver si nos aguantan más de media contrarréplica. ¿Qué más queréis, ‘feministos’ pelotas?, os espero de tres en tres con una mano atada a la espalda, metafóricamente, para que sepáis la diferencia entre la escoria chusquera relametraseros, enemiga de toda Humanidad, y una simple persona que no persigue ‘el poder’ – erótica narcisista de raíz homosexual -, cuyo amor supremo es la libertad…
No aspiramos, como habéis podido comprobar, a persuadir a mercenarias serviles al partido, al gobierno, al Ministerio o Consejería centralistas de turno, ni a sus reptiles lacayunos. Aunque cuidado, con el erario público y la colaboración de una miserable ‘prensa’ rastrera, turbios intereses fanáticos podrían estarse dedicando a hacer ‘ingeniería social’, con infecto estilo hitleriano-estalinista. Sin embargo la verdad rasga cualquier velo, derriba los muros, con potencial de sobra para acabar con cualquier ‘crisis; por tanto necesitan sobornar o intimidar el ejercicio de la Libertad de Conciencia y Expresión.
Muy pronto, si la sociedad civil no da una respuesta muy enérgica, encontrarán la excusa las/los rojipardas/os hienas para machacar aún más nuestros derechos constitucionales, e intelectuales y artistas seguirán partiendo hacia el exilio (como el genial berciano, catalán de adopción, Hernán Migoya, exdirector de la mítica revista El Víbora, por publicar en clave satírica su Todas putas, expatriado en Perú ¡desde hace tres lustros!; o el artista alpujarreño Ramón Martínez, con statu quo de de refugiado ¡desde hace un cuarto de siglo! a causa de ‘persecución religiosa’, con reconocimiento oficial en Suecia… tan sólo por dar su visión crítica de los opusinos, por motivo de perjuicios familiares que desestimó una judicatura ‘infiltrada’ por el avariento escrivarismo – según él y Jueces para la Democracia -, y siempre nuestro prócer granadino en lucha consciente altruista por el Bien Común, en su documentada obra cumbre: Naturaleza criminal del Opus Dei).
¿Estamos esperando a que aparezca el clásico exaltado descerebrado de turno que retroalimente, con ciega violencia, a esta dictadura inquisitorial ahora sin tapujos? ¿Consentiremos que pudieran ‘fabricar’ cualquier montaje parafascista, con objeto de distraernos para proseguir su impune saqueo programado de lo público, y disponer del subterfugio perfecto para dar más vueltas de tuerca a un avasallamiento ya insoportable?
Ha llegado el momento de emparejarnos con mujeres y hombres extranjeros de forma masiva, a causa del nefasto nacional-catolicismo reinante en especial en el mundo del Agro. Hemos de formar familias con inmigrantes alejados de la órbita etnocéntrica neototalitaria europea, papista descarada o aliada suya… ésa de tintes racistas, clasistas y xenófobos, aunados a un nazi-fascismo rojipardo (con alarmante presencia recrecida en numerosas Parlamentos y Cancillerías de toda Europa).
Mas un Universo nuevo se abre en nuestros corazones, horizontal entre solidarias/os compañeras/os, no de jefas y esclavos, o de dueños y criadas… allende los sociópatas maniqueísmos inducidos que sólo ansían el enconamiento, excitar al odio, para encaramarse a las poltronas y perpetuar la falta de libertad.
A partir del 8M no llega el apocalipsis de la mitad masculina del mundo… Representa nuestra esperanza cierta en la derrota final de las hipócritas y de sus amos.
Anhelada Aurora, ¿es ya el Tiempo?
Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza. Cuenta de twitter bloqueada por la censura: @lascultura. Nueva: @liberacionan

Dejar respuesta