El PSOE S.A. en Roquetas de Mar

El PSOE S.A. en Roquetas de Mar
AGUSTÍN DE J. MUÑOZ SOLER (PERIODISTA y comentarista político)

El Mirador 09 Marzo 2014
Esta estructura de la organización socialista en Roquetas de Mar facilita enormemente la formación de mayorías capaces de elegir a la Ejecutiva Municipal, haciéndose necesario únicamente que un militante ambicioso exprese su ferviente deseo de aspirar a dirigir el PSOE.
Tal y como está estructurado el PSOE en Roquetas de Mar tan solo se hace necesario al militante que aspire a la Secretaría General que muestre la más ínfima dosis de deseo para conseguirlo, ya que tan solo tiene que dar a los cabezas de familias, o accionistas de grupos entendiendo por acción el afiliado, cumplida satisfacción a sus pretensiones para que la Ejecutiva Municipal salga elegida por una mayoría.

Mayoría de votos los obtenidos por la Ejecutiva Municipal que legalmente está reglamentado, éticamente es sostenido pero desfigura la representatividad ya que solo se erige en puro motor de una mezcolanza de intereses que solo satisfacen a unos dirigentes distanciados de la realidad y por supuesto de la sociedad. Como fiel reflejo de una Asamblea de Accionistas/Asamblea General, el Consejo de Administración/Ejecutiva Municipal consigue la mayoría de las acciones/afiliados con el exclusivo apoyo de los accionistas mayoritarios/grupos.

Así, pues, nos encontramos con que el Secretario General ha conformado tremendamente fácil una Ejecutiva Municipal del PSOE en Roquetas de Mar que ha sido elegida por una amplia mayoría de votos de los afiliados. Votantes que, como decía ayer, a muchos se les conoce de vista, a otros de referencia y a muchos por encontrarse en las antípodas ideológicas o al menos afines a otras formaciones políticas, todos ellos fieles a su jefe de grupo, cabeza de familia o militante activo que ha visto cumplida su aspiración de conseguir una parcela de poder y una situación encomiable de cara al futuro.

El nuevo estado de cosas en el seno de la organización socialista es el de una dirección reglamentada, conformada al más fiel modo de la organización porque se ha compuesto con cuotas proporcionales a la importancia cuantitativa del grupo o familia, pero que a la hora de trabajar solo lo hacen los cabezas de las familias o jefes de grupos porque el resto de miembro de la Ejecutiva Municipal son meros elementos al servicio de su valedor y que por su distanciamiento ideológico o parsimonia personal no solo no participan sino que sirven como topos o chivatos de otras fuerzas políticas.

Otro factor que determina la flamante Ejecutiva Municipal es que su conformación se ha basado en función de cuotas de Poder que satisfacen solamente los intereses personales de los jefes de grupo o cabezas de familia. Y la Ejecutiva Municipal es solamente un medio y no un fin, por lo que la futura lista en los diversos comicios electorales será el reflejo de la dirección local, siendo las aspiraciones proporcionales al nivel y a la ambición.

Por consiguiente nos encontramos con que la Ejecutiva Municipal se ha erigido única y exclusivamente en administradora de los intereses y ambiciones pactadas de los jefes de grupo y cabezas de familia y que los auténticos afiliados ideológicos solo tienen la vía de adherirse a lo preestablecido como meros peones o como comparsas Ante tales condiciones, se puede adoptar dos posturas, la de seguir fiel al voto socialista desde fuera de la organización o dar la espalda a la nueva dirección como manifestación de su disconformidad y descontento. La manifestación de tal disgregación es el establecimiento de un elevado y consistente muro entre la militancia y la dirección que se manifiesta en la prodigación de la disconformidad en la calle y una negativa total a secundar las convocatorias de la Ejecutiva Municipal, que en términos coloquiales diríase que se trata de poner de vuelta y media al dirigente que bien podríase decir supone el desencadenamiento de una guerra civil cruenta, cuyos resultados es la colocación del PSOE en la Oposición durante la friolera de dieciséis años y que de seguir así puede prolongarse en el tiempo indefinidamente.

Si resultar elegido Secretario General de una Ejecutiva Municipal que ha sido elegida por una holgada mayoría de votos ha resultado infinitamente fácil porque ha bastado con ceder a las pretensiones de los jefes de grupo o cabezas de familia y no se ha necesitado demostrar una cierta capacidad de convicción ni de mostrar más cualidades que las de la ambición por el Poder, es ahora cuando se tiene que hacer un esfuerzo en el ejercicio de esa capacidad por atraerse la mayoría social necesaria para formar Equipo de Gobierno y en su caso ejercitar el control de la acción gubernamental. Y para avalar lo que estoy diciendo solo basta asistir a una sesión plenaria de la Corporación Municipal y observaremos como en su desarrollo se encuentran sintetizadas ambas connotaciones.

Es la segunda consecuencia de una Ejecutiva Municipal estructurada como fiel reflejo de la organización política, en la que abocado el PSOE a la Oposición se muestra incapaz de administrar las miserias con dignidad y solamente alcanza a recoger algunas migajas, no todas porque hasta son incapaces, no por deseos, de recogerlas en su totalidad.

En mi opinión, el gran problema que tiene el PSOE en Roquetas de Mar, extendido, como decía ayer, a todas las fuerzas políticas del arco parlamentario sin excepción alguna, pero que destaco solamente en este municipio por el momento tan crucial en que se encuentra la organización política. “Mal de muchos, consuelo de tontos”, diría el proverbio, cuesta trabajo cambiar la situación pero granos de arena se están aportando constantemente por militantes que entienden, como yo defiendo, que las bases de los Partidos Políticos deben ser un reflejo del sector social que dicen representar, conformándose los bien denominados “sectores críticos” que se haberlos háylos en todas las organizaciones políticas.
Por tanto, la consecución de una mayoría que consiga elegir una Ejecutiva Municipal es tan infinitamente fácil como proporcionalmente inversos se aventuran sus resultados electorales en unas Elecciones Municipales. Como es sabido, con doblegarse a los deseos de los inversores políticos, es lo suficiente para que el PSOE siga administrando las miserias y recogiendo las migajas, por lo que todo cambia cuando se pretende conseguir el apoyo mayoritario de la sociedad y se hace necesario que el PSOE sea dirigido por los militantes más apropiados al momento político que está viviendo el municipio, que los posee y encima sumamente cualificados. La disyuntiva es evidente, ante el esfuerzo que conlleva superar las inexistentes cotas en las que se halla el PSOE en Roquetas de Mar se antepone la facilidad de seguir dirigiendo el paupérrimo Poder que posee esta fuerza política en la Ciudad. No quiero decir que se haga imposible, porque imposible en política no hay nada, conseguir con estas premisas un respaldo mayoritario de las roqueteras y los roqueteros, pero se parte sin el grado de autonomía necesario para que se haga perceptible y la incertidumbre se cierne, cuando menos, sobre los resultados. Si lo que se pretende es esto último reitero lo fácil que resulta, en tanto que lo primero necesita de una ardua labor que se hace imprescindible contar con la anuencia de los jefes de grupo, cabezas de familia o inversores políticos. La conformación de esos grupos o familias, que son un conglomerado ideológico y únicamente les unen intereses personales, complica extremadamente su resultado, toda vez que necesitan de la concordancia del jefe o cabeza para la autonomía de sus miembros, por lo que se podrá entender fácilmente la imposibilidad de empezar el camino sin ser rehén del inversor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.