Un 28 de febrero por la dignidad de Andalucía

0

Se aproxima un nuevo 28 de febrero #28F, una fecha que, aunque de importancia por lo que significó para el autogobierno de Andalucía, no deja de ser, de manos de la manipulación política del PSOE una fecha bastarda por lo que supuso de secuestro del movimiento andaluz, lleno de fuerza popular, como fue, es, y será el 4 de diciembre #4D. Un 28F convertido en Día Nacional del Partido ¿Socialista? ¿Obrero? muy Español, ya que, el Día Nacional de Andalucía, y repito, fue, es, y será siempre el #4D.

Por ello desde hace unos años, los movimientos sociales han comenzado a reaccionar ante el desastre de cuatro décadas de mal gobierno andaluz, incapaz de terminar con los problemas endémicos como la pobreza, paro, desindustrialización, falta de calidad en la educación, sanidad, servicios sociales básicos y un largo etcétera. Convertir un día “festivo” para el PSOE -en el que se entrega a bombo y platillo las medallas de Andalucía a los que mejor les han servido, mientras al mismo tiempo son incapaces de cantar el Himno de Andalucía que desconoce una presidenta siempre envuelta en la bandera de España, siempre mirando a Madrid, y de espaldas a los intereses generales de Andalucía- en un día de lucha, reivindicaciones sociales y, sobre todo, dignidad para todas las andaluzas y andaluces.

Convertir el 28F en el día de la dignidad andaluza en las calles, mientras en el interior del Teatro de la Maestranza de Sevilla, se auto felicitan y premian por mantener Andalucía a la cola de todas las listas de la indignidad europea. En un día en el que los andaluces y andaluzas reclamamos terminar con el paro, garantizar el suministro energético, la calidad y protección de las aguas, escuela pública y asistencia sanitaria de calidad, terminar con la violencia de género, dotar a las personas de unos servicios sociales que son un derecho y no un negocio, terminar con la represión contra la lucha obrera y derogar mordazas, exigir el derecho a decidir de los pueblos… y todo aquello de los que nos priva, año tras año, el desgobierno de PSOE de Andalucía, hoy, para colmo, dando un triste espectáculo en los tribunales de justicia por el caso de los EREs.

El año pasado, ya fuimos más de cien mil andaluces y andaluzas los que llenamos de dignidad las calles de Sevilla, en un ambiente de verdadera fiesta democrática, participativa y pacifica que comenzó a mover las consciencias de todo el pueblo andaluz. Este año son muchos más los colectivos los que convocan a la manifestación del 28F, con mucha más fuerza y determinación, ya que, un año después, lejos de ver como se comienzan a solucionar los problemas, estos se agravan a pesar del eterno triunfalismo socialista, difundido con los altavoces de la prensa de bolsillo fácil, y barriga agradecida.

Un 28F en el que podremos comprobar que, al fin, el pueblo andaluz comienza a desperezarse de un largo coma inducido y hace realidad la letra de nuestro himno, ¡Andaluces, levantaos¡, ¡Pedid tierra y libertad!, porque hora es ya de volver a ser lo que fuimos, hombres de luz que, a los hombres, alma de hombres y mujeres les dimos. Por todo ello, este próximo 28F #AlaCalle28F es más importante que nunca, por lo que el grito de ¡Basta! tiene, porque ya es hora que Andalucía deje de ser una tierra rica de hombres pobres, para convertirse en una tierra rica de hombres y mujeres ricas.

Dejar respuesta